miércoles, 7 de abril de 2010

Un espejo de Hello Kitty.


El mes pasado fue el cumpleaños de una amiguita de mi hijo David, y aunque tuvo un regalo colectivo, decidimos en casa hacerle un espejo con Hello Kitty.
El espejo es el modelo Malma en color pino y está comprado en el Ikea. Las técnicas que he usado son el decoupage y el estarcido. Los tonos utilizados son para que destaquen con las paredes de la habitación de la niña que están en fucsia y para que vayan a tono con los colores que llevaba de por sí el dibujo de Hello Kitty que elegimos.


En el detalle se pueden apreciar las pequeñas florecitas que he puesto en las alas de Hada Kitty y los cristalitos que salen de la varita mágica.

El espejo ya está en manos de su dueña y me imagino que ya estará decorando la pared de la habitación.