jueves, 10 de febrero de 2011

Tarde de galletas.

Ayer después de quedarnos un ratito en el parque y de terminar la tarea del cole, David (mi hijo mayor) y yo, dedicamos la tarde a hacer galletas. Aquí estamos en pleno proceso con todo embadurnado y probando los cortapastas nuevos comprados el sábado en el Ikea.

Esta vez, en vez de hacerlas con glasa, decidimos hacerlas rellenas con diferentes cremas. En este caso, una de limón, otra de fresa y una tercera de chocolate. Este fue el resultado final:


Por cierto quedan muy bonitas con los cortapastas DRÖMMAR.