domingo, 16 de noviembre de 2014

Tarta de fresas sobre chocolate blanco.

El día 3 de este mes fue mi cumpleaños. 38 añazos ya... Y como todos los años, siempre llevo dos o tres tartas al trabajo para que mis compis se goloseen un poco.

Este año, aparte de una quesada (receta aquí) y la tarta de chocolate con toffe, que no puede faltar porque si no Arantxi me mata (receta aquí), también llevé una tarta de fresas sobre una crema de chocolate blanco.
De esta última os pongo hoy la receta, porque en el trabajo gustó mucho y la quiero compartir con vosotros para que os animéis a hacerla y os "goloseéis" también. Y si podéis a mi salud, jajajaja...


TARTA DE FRESAS SOBRE CHOCOLATE BLANCO. (Salen unas 16 porciones)

Tarta terminada.

Para la masa:
125 gr. de mantequilla
80 gr. de azucar 
1 huevo 
250 gr. de harina
Para el relleno:
200 ml. de nata líquida
200 gr. de chocolate blanco de cobertura
2 yemas de huevo
Para la cobertura:
400 gr. de fresas
Cobertura para tartas (unos sobres preparados que compro en el Lidl)



Ingredientes preparados para la masa.

1. Derretir la mantequilla en una sartén y dejarla enfriar un poco. Preparar una masa con la mantequilla aún líquida, el huevo, el azúcar y la harina. Una vez preparada, envolverla en papel film transparente y dejarla en la nevera un mínimo de 30 minutos.

2. Calentar la nata en un cazo. Picar o rallar el chocolate y derretirlo en la nata a fuego lento. Dejarlo enfriar para seguidamente añadir las yemas.

3. Precalentar el horno a 180ºC. Untar un molde desmontable de 26 cm. de diámetro con mantequilla. En la encimera espolvoreada con harina extender la masa, forrar el molde con ella y levantar con los dedos la masa formando un borde.

4. Extender sobre la base de la masa la crema de chocolate y meterla a hornear unos 25 minutos. Cuando adquiera un color dorado sacar del horno y dejar enfriar. Una vez que esté fría, dejarla en el frigorífico hasta que la crema haya cuajado bien. 

5. Cortar las fresas en láminas y distribuirlas sobre la crema de chocolate. En la receta original, la tarta se sirve simplemente así, con las fresas tal cual. Yo sin embargo la he modificado un poquito.

Mi modificación para la cobertura: Como a mi servirla con las fresas en láminas así tal cual me parecía un poco soso, decidí dejar las fresas un par de horas antes bañadas en azúcar y un poco de zumo de limón para que soltaran una especie de almíbar. 
Una vez que soltaron el almíbar, las laminé y el almíbar que soltaron lo mezclé con el sobre (que viene ya preparado) de cobertura de tartas (que ya os he puesto en los ingredientes que yo lo compro en Lidl) y la salsa resultante que queda un poco espesa, como tipo crema, la extendí con un cucharón mediano sobre las láminas de fresas.

Para mi gusto, con la modificación que añadí ¡¡queda mucho más jugosa y buena!!

Otro consejo, como ahora es un poco difícil encontrar fresas (por estar fuera de temporada) y si las encuentras son carísimas, os recomiendo que uséis las fresas congeladas que venden también en Lild, de echo, fueron las que yo usé. 
 No hoy penséis que hago publicidad de Lild, que aunque trabajo en un supermercado no es en esa cadena... ya veis, también compro en mi competencia, jajajaja.

Bueno chicas/os, espero que os animéis a hacer esta exquisita tarta. Ya me contareis...


Image and video hosting by TinyPic