martes, 14 de enero de 2014

Santa Agueda en el País Vasco.

El 5 de febrero es Santa Agueda y en el País Vasco la víspera existe la tradición de ir cantando por los barrios al ritmo de una "makila" y pidiendo un aguinaldo casa por casa. Se canta en honor de la Santa y según se cuenta, la tradición de golpear ritmicamente la makila contra el suelo proviene de la antigua costumbre pre-cristiana en que se celebraba la llegada de la primavera. La tierra era golpeada con palos para hacerla que despertase poco a poco tras el período invernal, originando semanas después la época primaveral.

Makila para mi hijo Gonzalo.

En el País Vasco, como en toda la cristiandad latina de Europa, Santa Agueda, virgen y mártir siciliana del S.III, es venerada por las mujeres. Se recurre a ella para propiciar un buen parto, para incrementar la leche y por aquellas aquejadas por diversos "males de pechos" (debido al motivo de su martirio ya que le cortaron los pechos). Por extensión, se le hace protectora de las mujeres, sean casadas o solteras.

Después de esta introducción os voy a explicar como decorar la "makila" para cantar a Santa Agueda.



En la parte de arriba del palo o vara, se clavan 4 cintas con los colores de la ikurriña y los sujetas con una chincheta. Con dos cabos haces un cruce en forma de X y con los otros dos lo mismo en el otro lado. Utilizando un cabo de cada una de las X resultantes vuelves a hacer otro cruce y así sucesivamente (cruzando siempre un cabo de las X formadas anteriormente). Para terminar se sujetan de nuevo con una chincheta y se decora con unos cascabeles.

Detalle de los cascabeles.